Sigue tus sueños.

Sí, estamos de vuelta con  uno de estos mensajes ñoños que os dejo cuando mi ánimo ha caído hasta lo más profundo de los abismos y ha decidido quedarse a dar una vueltecita con la lava y los demonios. Tiene gustos algo raros.

Antes de daros el mensaje voy a contaros una historia, ¿vale? Voy a hablaros de un chico de unos siete años que amaba cantar con todo su corazón, pero una vez le dijeron que dejase de hacerlo, que lo hacía fatal y que jamás haría nada bien. Hasta aquí es una historia normal en la mayoría de artistas, ¿No? Esta tiene un cambio: no acaba bien.

Ese chico dejó de cantar porque sabía que era cierto, no se apuntó jamás a conservatorio aunque siempre quiso y empezó a hacer lo que se suponía que tenía que hacer con intención de hacer feliz a otras personas, pero nunca a él mismo.

¿Sabéis dónde está ahora mismo ese chico? Está escribiendo frente a un ordenador, incapaz de cantar, actuar o hacer arte. Se ha dado cuenta que quizá ha tirado por la borda su sueño, que quizá toda su vida se está estructurando en una mentira ¿Y sabéis qué más? Se arrepiente. Se arrepiente tantísimo por haberse engañado, por no haber luchado por lo que le gustaba por mucho que desde pequeño le hubiesen dicho que no merecía la pena. ¿Sabéis dónde está ese chico? Sintiéndose triste y desloado.

Por eso, ese niño os pide un favor: luchad por vuestros sueños. Luchad por lo que sea que améis, luchad por estar cómodos con vosotros mismos, luchad por quereros y luchad por ser capaces de disfrutar cada día de vuestra vida... Luchad por quereros.

Sé que es difícil, sé qué es rendirse, mirar lo que haces y sentirte una mierda asquerosa e inútil. Oh, claro que lo sé. Lo conozco con todo mi corazón, os lo puedo prometer.

Os pido, suplico, que no hagáis como ese chico que se rindió. No merece la pena hacer caso a una persona que puede arruinarte porque si hay algo que puedo aseguraros, es que no se siente nada bien.

Sientes una presión incómoda en el pecho que te dice que podrías llegar a haber hecho algo, que no te estarías conformando con otra cosa. Que incluso serías feliz y estarías seguro de lo que estás haciendo a cada instante. Sería increíble.

Pero no quiero ser totalmente triste y quiero haceros ver que merece muchísimo más la pena haber luchado por algo que haberse rendido, aunque simplemente sea un tópico barato que escucharemos doscientas mil veces.


Así, por favor, por todos los astros, los seres divinos, la felicidad… por todo lo habido y por haber: luchad por lo que deseéis ser, luchad por ser felices porque merecerá la pena. Os lo aseguro.

Os quiere,





Comentarios

  1. En serio, tienes un don jajajjaa
    Animas a cualquiera, me encanta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rubén! Me paso por aquí otra vez para decirte que te he nominado al reto "3 días, 3 citas", espero que te animes :)
      Hace mucho que no te vemos por aquí, espero que publiques pronto que tus posts son siempre muy interesantes ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Muchas gracias por tus preciosas palabras.
    Hace más de un año tuve que tomar una decisión; hacer lo que se suponía que tenía que hacer o hacer lo que yo creía que debía hacer. Escogí la segunda. ¿Qué puedo decir ahora? Que era una decisión importante, pero no me cambió la vida. Aunque que no me cambiara la vida, no significa que no haya sido la decisión correcta. Significa que si hubiese escogido hacer lo que se suponía que tenía que hacer o, también, lo que todos esperaban que hiciese, ahora mismo me estaría torturando o lamentando por mi decisión. Me levantaría todos los días con ese pesar de no saber qué habría pasado.
    Sé lo que ha pasado y sé que escogí lo correcto, porque fui fiel a mí misma, no a la versión de mí que tiene el resto del mundo.

    ¿Y qué pretendo decir con todo esto? Pues que si alguien se ha molestado en leer este comentario, estoy totalmente de acuerdo con Ru. No podemos rendirnos, no podemos dejar escapar las oportunidades y debemos demostrar que vale la pena luchar por nuestros sueños. Y la forma de saber si vamos por buen camino es preguntarnos si hay algo que nos pese.

    Sobre todo tened en cuenta esto: no nos arrepentimos por atrevernos a hacer "eso", sino que nos sale bien o nos sale mal; nos arrepentimos por no saber cómo habría salido.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Estoy de acuerdo contigo que no debemos dejar que nadie nos corte las alas, que debemos luchar incansablemente por lo que deseamos porque todo se puede lograr con dedicación, esfuerzo, disciplina y cariño. Además tomar conciencia que no somos nadie para criticar o juzgar las aspiraciones de nadie, que no digamos un comentario mal intencionado porque eso puede afectar potentemente al receptor del mensaje. Como siempre he dicho: "si no tenemos nada bueno que decir de alguien, es mejor quedarnos callados" y también pienso que nunca es tarde para lograr nuestros sueños, que siempre estamos a tiempo para atrevernos hacer eso que no hicimos por miedo.
    Me ha gustado mucho tu reflexión.
    Besos

    Pdt: Soy nueva por aquí, ya te sigo ♥

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Ruuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!

    Me parece maravilloso el mensaje que nos envías a todos nosotros, ya que es precioso y algo un tanto de cajón pero que la gente no consigue entender, no sé si me explico. Es que me parece penoso que haya aún gente que se crea con el derecho de decir si una persona vale para algo o no, ya que eso está en cada uno, en sus capacidades y en el empeño que le ponga.

    Aun así, los mismos padres se dedican a tomar decisiones por sus hijos y es como leí en un estudio; si vas a tus padres y les dices que tienes un 6 en matemáticas y un 10 en plástica, te meten a una academia de matemáticas. Si tienes un 10 en mates y un 6 en plástica, te dicen que no pasa nada y se lo cuentan a medio vecindario porque su hijo es "inteligente". AGGGG! Qué pasa? Las artes son para tontos? Esto es algo que me cabrea mucho, pero sigue pasando.

    Mil gracias por esta entrada y por dios, qué pena me ha dado ese chico músico, ojalá algún día diga: VOY A INTENTARLO!

    Un beso enorme Ru, me ha encantado toparme contigo en Twitter :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario