Querida persona.

Tú, sí, tú, querida persona que está sentada, tumbada o de pie leyendo esta entrada: respira. Bien, ¿lo has hecho? Genial, vuelve a hacerlo, pierde unos segundos por cuidarte a ti, por unos segundos sé la única persona que importa en el universo. Deja tus estudios, deja tu trabajo, deja tus preocupaciones por un segundo y respira, llora, grita..., haz lo que sea que te ayude a descansar tu mente y tu corazón.

 Tú importas, sí, leelo bien: "Tú importas". Eres una persona importante y maravillosa que se merece todo lo mejor que el mundo y el universo puedan darle. "Pero no merezco la pena", me dirás, "no valgo para nada" te repetirás mil veces frente a tus apuntes, un espejo, un ordenador, tu cama, un baño, una cuchilla, una pared, un puño... frente a ti.

Sé lo que se siente, sé lo que sientes al mirarte al espejo cada día, al ver lo que eres, lo que crees ser. Pero escúchame, escucha cada sonido que te estoy diciendo ahora mismo: eres importante y vales la pena. Permítete estar bien, o permítete quejarte y llorar por unos segundos, permítete todo lo que haga falta para ser feliz, para estar de acuerdo contigo, para quererte.

Dedícate una tarde para hacerte regalos, nada demasiado grande o demasiado caro si no quieres, regálate una flor, un paseo al parque o escuchar aquel disco que tanto amas y hace tanto que no escuchas sin hacer nada más que eso: disfrutar; regálate bailar bajo el cielo estrellado o bajo el cielo de tu bombilla, regálate cantar y reír y disfrutar con la vida.

Resultado de imagen de bailar bajo las estrellas gif


Sí, sé que tienes tantísimo que hacer, sé que hay demasiado trabajo y muy poco tiempo, pero ¿sabes qué? No hay trabajo más importante a que te ames por cómo eres, por lo que sientes o por lo que haces. Ámate y ama a los demás, ama a la Naturaleza, ama al Viento, ama a quien quieras y quiérete a ti para poder amarte.

Repítete cada día un agradecimiento, un "eso te queda genial", un "hoy lo haré genial"; pero no se te olvide que todos tenemos derecho a sentirnos mal a veces, todos tenemos derecho a llorar, a agobiarnos... No está mal, no te sientas mal por ello, es humano e incluso a veces puede llegar a ser bueno. Sonríe o llora, según necesites; canta o baila, según te apetezca; quiérete o quiérete, que eso nunca cambie.

En resumen, no debes, por nada en el mundo olvidar esto:

Un cyberabrazo de alguien que os quiere y aprecia,







Comentarios

  1. ¡Hola!
    Pues estaba a punto de irme y empezar mi trabajo de filosofía cuando vi esta entrada. Te aseguro que estos días necesito esas palabras. Hoy mismo llegué a casa un poco agobiada y me animé con esas típicas historietas que encuentras por Internet y Youtube que siempre te sacan una sonrisa.
    Ahora me pregunto... ¿cuando escribes estas cosas tan bonitas también te sirve a ti mismo? Porque últimamente yo no tengo tiempo para escribir, pero siempre me digo que tengo que sacar algo de tiempo, porque escribir me relaja y me anima y siempre merece la pena. Y si además se pueden compartir mensajes tan necesarios a veces... ^^
    Muchas gracias por esta entrada tan bonita y por ese "querida persona"; las palabras pueden transmitir sentimientos muy grandes y las tuyas lo demuestran.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, cielo!

      Dioses, primero decirte que leo todos tus comentarios, pero voy tan pillado de tiempo que se me acaban acumulando, en serio, muchísimas gracias por seguir comentando, eres un amor ♥

      Y sí, realmente este texto era algo que necesitaba decirme, pero según lo iba a escribiendo me di cuenta de que todo el mundo necesita oírlo, así que creí que sería una buena idea dejarlo por aquí par animar un poco a todo el mundo.

      ¡Un cyberabrazo y muchísimo ánimo, cielo!

      Eliminar
  2. Hola!
    Jo, Rubén, me ha encantado. Ahora más que nunca que va a empezar el estrés, los exámenes, los trabajos y demás otra vez... Se agradece. La típica entrada que habría que tener a mano siempre.
    Me ha gustado mucho!
    th3readersdiary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, te entiendo muy fuerte porque mis semanas de inicio de curso están siendo ya MUY fuertes.

      Muchísimo ánimo, cielo, y recuerda: descansar y cuidar de una misma es muy importante

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Siempre que comento te lo digo lo mismo, pero amo tus relatos, son tan bonitos y siempre me llegan al corazón n.n
    Te mando un abrazo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ay, jo, en serio, muchísisimas gracias, me siento super honrado por tus palabras. En serio, muchísimas gracias ♥

      Eliminar
  4. ¡Hola, Rubén! Ains. Estoy en la biblioteca y no puedo ponerme a gritar tal y como has dicho pero sí que he respirado profundamente. Hoy en día nos olvidamos muchas veces de hacer cosas para nosotros. Estamos más preocupados por la casa, los niños, el trabajo, la escuela...Así que gracias por dedicar tus palabras a ayudarnos a recordar que lo más importante somos nosotros y que de vez en cuando debemos felicitarnos simplemente por existir.

    Tu también eres importante <3

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, cielo!

      Ay, dioses, voy respondiendo a trompicones por los estudios, suena muy irónico, lo sé. Desde luego, algo que debemos tener muy en cuenta, yo el primero, es que no hay nada más importante que nuestro salud, siquiera los estudios o el trabajo.

      ¡Un cyberabrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario