¡Ayuda! No sé qué estudiar.

¡Buenas tardes!



Ay, ¿Oléis eso? ¿No? Huele a final de curso y, especialmente, a estudiantes muriéndose a trabajar por los exámenes finales. Es un hermoso olor, ¿No creéis? Con el fin del curso viene algo más, si terminas fase, claro... *Inserten sonidos de tambores* ¡Elecciones! No me refiero a las políticas, aunque este año también haya.

Todas las personas tenemos que enfrentarnos a elecciones, pero las estudiantiles creo que van a ser las más importantes porque, en cierto modo, van a decidir una parte de nuestra vida, PERO siempre, siempre, se puede cambiar.

Por ello, vengo a traeros algunas ideas o apoyos para saber qué elegir a la hora de estudiar, dejando claro primero que no son tips milagrosos y que podéis errar, pero esto no es nada malo. De los errores se aprender, ¿No?

Además, esto es lo que a mí me ha servido y tal vez a ti no te funcione.

  • Estudia lo que te apasione.
Esta creo que es la más importante de todas: estudia lo que más te vaya a gustar. Si te gustan las letras: adelante, si lo hacen las ciencias: adelante, si lo hacen las artes: adelante, si lo hace un módulo: adelante. Sea lo que sea que te guste, estúdialo. 

En caso de gustarte varias opciones, siempre puedes ir por la que mejor se te dé de todas. Y, en caso que todas se te den igual de bien y te gusten, mirar los trabajos en los que podrías ejercer, si te ves trabajando allí, o, aunque va algo contra lo que yo creo, mirar cuál tiene más salidas; sin embargo, no le deis prioridad a esto en comparación a lo que os guste y os haga sentir a gusto.

Por último, si dudáis entre ciencias y letras y ambas os gustan igual y se os dan igual de bien, os recomendaría ir por ciencias. Antes de que me matéis, decir que yo soy el más humanista sobre los humanistas y que defiendo las letras sobre todas las cosas, pero es cierto que tras estudiar un bachillerato de ciencias puedes optar a la gran mayoría de las carreras de letras, mientras que al contrario, no. Pero vuelvo a repetirlo: estudiad lo que más os guste.

Tú en clase si disfrutas con ello.


  • Piénsalo con tiempo.
Es importantísimo que te sientes unos segundos, minutos, horas..., lo que sea que necesites, a mirar y pensar lo que sea que vayas a estudiar. Sé que puede llegar a parecerte pesado y aburrido, pero ¿Qué es mejor: aburrirte unos segundos o ir a lo loco después?

Una vez hayamos pensado lo que nos gustaría estudiar y tenemos una idea "base", se debe pasar al siguiente paso: conocer lo que nos ha interesado.

Esto mismito es lo que queremos evitar.

  • Conoce lo que crees que será tu decisión.
Una opción bastante importante a la hora de asegurarnos si la opción que hemos tomado será la que más nos guste. Gracias a todo, buscar información hoy en día acerca de X grado o módulo es bastante sencillo: siempre va a haber alguien por las redes sociales que lo estudie/haya estudiado y, si no, tenemos los planes de estudios.

En el caso de las universidades (El que yo controlo más), suele estar bastante bien y, en una gran cantidad de casos, dejan bibliografías que siempre pueden ayudar a elegir.


Leyendo el plan de estudios de 24601 opciones.



  • Intenta disfrutar con aquello que vayas a estudiar.
Nuestro sistema educativo (el español) es una basura, todos lo sabemos, pero aun así tenemos que intentar que sea lo mejor posible y seamos capaces incluso de disfrutar. A la hora de estudiar X cosa siempre puede ser una buena idea entrar en ella: leyendo acerca de ello, viendo documentales, practicando...

Por ejemplo, si queréis estudiar historia, arqueología, patrimonio, historia del arte... siempre puede ser una gran idea visitar museos, obras arquitectónicas, tiendas de antigüedades (Es hermoso encontrarse una edición antigua o algo histórico sobre el que buscar)... 

En resumen, tenemos que intentar que el estudio sea lo más agradable posible -Algo que será bastante difícil si no se estudia algo que te guste-.

Efectos del sistema educativo en un estudiante medio.


  • No hagas caso a lo que te digan.
Todos tenemos el típico familiar/amigo/conocido que conoce todo de todas las opciones y sabe lo que pasará en nuestro futuro y nos dirá que es una mala opción estudiar X porque "no hay salidas", "es para tontos", "es demasiado difícil", "demasiado fácil para alguien con tus notas"... Por ello, lo mejor es ignorarlas. Somos nosotros los que vamos a estudiarlo, los que vamos a dedicarnos a X. Nadie más que nosotros debe elegirlo.

El problema viene cuando la persona que nos lo dice es la que nos mantiene, pues es posible que nos obligue a estudiar lo que ellos consideren más conveniente. Ante esto tenemos dos opciones: hablar con esas personas hasta conseguir convencerlas o negarnos a estudiar. Como he dicho, nadie puede decidir qué estudiar salvo nosotros. Si no lo aceptan por las buenas, puede ser una buena opción luchar por conseguirlo.

Cuando una de estas personas te dice qué hacer.



  • No temas el error.
Ya lo he dicho, errar es humano, todos nos hemos equivocado alguna vez y no es malo. Si hemos empezado un estudio y no nos gusta, lo mejor es dejarlo o, como muchísimo, mantenernos un poco más de tiempo con intención de darle una oportunidad, aunque yo recomendaría abandonarlo.

Estudiar algo que te desagrada hará que acabes asqueado y que lo que más desees sea terminar para ser libre y, lo más probable, es que estés amargado en un trabajo de esa índole o que siquiera quieras trabajas jamás en algo así.

Por ello, confundirse no está mal. No temas al error, siempre puedes cambiar.



Muchísimo ánimo a quienes, como yo, estén terminando y luchando contra los exámenes ¡Ya queda menos!

Espero que los consejos hayan sido de ayuda y, si necesitáis algo, preguntad sin miedo. ¡Muchísimas gracias por leer!
¡Un cyberabrazo!




Image and video hosting by TinyPic

Comentarios