¡Tengo la casa llena de papelitos!



¡Que no panda el cúnico! ¡No es una invasión alienígena! O quizá si... TAN TAN

Vale, fuera de bromas y ya siendo serios... Hoy tenía intención de traeos una reseña, pero voy ajustadillo de tiempo y no me va a dar tiempo, aunque para dentro de unos días estará. Palabra de letroso. A cambio os voy a traer otra entrada más curiosa (Creo) y es que realmente tengo la habitación llena de papeles, aunque todos cumplen una función *Inserten música épica y de suspense*.

¡Foto familiar! 



Bueno, del primero que me gustaría hablar es del redondido que tiene la cinta. Su utilidad y funcionamiento es sencillo. Primero su utilidad, lo hice con la mera intención de animarme cuando  de bajona o me sienta desanimado; y bueno, su funcionamiento se basa en unos papeles de colores con frases alegres, motivadores o similares y cuando no me encuentro bien tomo un papelito (Por último, pero esto lo hago como si fuese un diario, copio la frase en mi agenda y escribo por qué la cogí para evitar volver a estar triste por lo mismo). 

Sé que es bastante estúpido, e incluso penoso, pero me pareció algo graciosete y entretenido y que me podría ayudar en algún momento ¡Gracia a ello me he decidido a intentar aprender a dibujar!



El siguiente es esta cajita sin tapa. Esta la creé cuando ayer mismo estaba ordenando mis libros, y apuntando cuántos tenía pendientes por leer y me encontré con la barbaridad de 45 libros ¡45! Esta cajita sería como un TBR (To be read) y, cada mes, debería coger como mínimo dos para leer, junto con los que a mí me apetezca. Supongamos, que estoy leyendo El circo de los extraños y cojo dos papeles y uno de ellos es el mismo libro, ¡Sencillo! Tiro ese papel y me cojo otro.

La misión de estos papelitos es ayudarme para que me deshaga de tantísimos libros por leer (Los cuales espero terminar, o casi, durante este año).


Ahora -Tambores- ¡La cajita con tapa! Esta es especial y la divido en dos:
  • Los papeles de colores representan un reto en el que escribo el nombre de mis amigos y saco uno cada día hasta que se agoten y les pongo un mensaje bonito, les digo lo que me importan o algo similar.

  • Los papelitos blancos, en ellos se encuentran distintas prompts. Esto está porque tengo intención de escribir TODOS los días a lo largo de 2016 y los usaría en esos días en los que las musas han volado con Apolo y no tengo ni santa idea sobre qué escribir.


¡Por último! ¡El grandullón!

Como le sucede al 99% de lectores uno de mis sueños es llegar a terminar una novela pues, pese a que escribo muchos microrrelatos, relatos cortos... jamás he terminado una novela, aunque he empezado 24601. He probado muchísimas maneras de organización: brújula, mapa, el copo de nieve... ¡Millares! Y este es otro de ellos: tengo planeado todo el universo y hecho un esquema hasta el capítulo número 15 y de ahí en adelante tengo intención de dejarme guiar por los papelitos de su interior: escenas. Dentro de nuestro querido grandullón hay bastantes escenas las cuales espero que me guíen hasta mi novela. Rezad a todos los dioses por mí y ya os contaré qué tal fue.









PD: Perdón por la baja calidad de las fotografías, no poseo cámara (Estoy ahorrando para una) y la de mi móvil no es la mejor del universo.

¡Un abrazo y hasta pronto!

Comentarios